container

Las corrientes que surcará el Sector Naval Mundial.

La Industria Marítima Mundial está en perpetua evolución, y actualmente hay cinco pautas a tener en cuenta, ya que están  influyendo en el recorrido del sector naval.

El Sector Naval Mundial es uno de los pilares de desarrollo económico y social en la actualidad. Millones de puestos de trabajos directos e indirectos dependen del sector y acapara el noventa por ciento del transporte de mercancías a nivel mundial. Con este dato podemos afirmar, que en los tiempos actuales marcados por la globalización, es un sector vulnerable a las pautas marcadas por un mercado global y debe adaptarse a las corrientes que en un futuro incidirán en el correcto desarrollo del sector.

Actualmente, según varios informes, incluido el elaborado por la NCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) sobre comercio mundial y transporte marítimo (ver aquí), los analistas creen que  cinco pautas  marcaran el futuro de las transacciones comerciales en este sector.

La expansión y reestructuración económica de China.

China es la segunda economía del mundo y hace unos años su fuerte expansión supuso un aumento en el volumen y demanda de transporte marítimo. A medida que este boom inicial ha ido frenándose y surgiendo una industria marítima propia particular, el descenso de transporte de carga de empresas internacionales ha sido continuo, y el  impacto en el precio y la competencia cuantitativo.

-El bajo precio del petróleo.

La industria de transporte petrolífero vive un momento álgido con la estabilidad del bajo precio del petróleo. Sin embargo, aunque esto beneficia al sector de largo alcance, el de corto alcance ha perdido mucha demanda de carga a favor del primero, ya que los clientes pueden optar a precios mucho más competitivos en lugares alejados, como por ejemplo Asia, sin que el cargo por transporte sea tan significativo.

Actualmente existe además la amenaza de un colapso de los precios, después de que Arabia Saudí decidiera aumentar su producción para intentar enfrentarse a  la fuerte competencia a nivel mundial de Estados Unidos, Rusia e Irán, lo que hace suponer que dentro de poco tiempo habrá una guerra de precios debido al excedente de crudo.

Esto, en un principio,  podría ser beneficioso para la industria, pero si las bajadas de precio implican una inestabilidad prolongada, volverá a influenciar en las pequeñas flotas de bajura, que no tienen la capacidad de adaptación de las grandes operadoras.

El crecimiento del sector de Mega contenedores.

La demanda de trabajo para  mega contenedores y mega buques  está creciendo en los últimos años. Sin embargo el sector se encuentra limitado por el número de puertos capaces de recibirlos, por lo que se espera una fuerte inversión en nuevas terminales. Esto mejorara la efectividad de toda la cadena de suministro pero supondrá un desafío de acondicionamiento logístico para el resto de la cada parte restante de esa cadena.

-La supervivencia en varios sectores del transporte marítimo dependerá de las fusiones y adquisiciones de empresas.

 Se prevén varias fusiones importantes para este año en el sector de contenedores, la más importante entre  las dos líneas surcoreanas: Hanjin Embarque y Marina Mercante Hyundai.

El sector del bulto seco está mucho más fragmentado y varias empresas han ampliado accionariado intentando recuperar el activo perdido por el estancamiento de precios durante años, como el Grupo BW en Singapur.

”Big Data” e  “Internet de las Cosas”.

El sector naval ha emprendido tarde la carrera en el mundo actual del “Internet de las Cosas”.

El futuro del transporte marítimo pasa por una rápida transición de las vías tradicionales de comercio al comercio digital de Internet.

Para ello la industria de transporte naval debe tomar un papel preponderante como analista marítimo, adaptándose a las nuevas tecnologías partiendo del “Big Data”.

Guardar

Guardar